Usted esta aquí:   Inicio Mundo Mundo Latinoamérica y Europa, entre el rojo y el azul. ¿Más de lo mismo?
Jun
15
2011
Latinoamérica y Europa, entre el rojo y el azul. ¿Más de lo mismo? PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Javier Loaiza   

El mapa político de Latinoamérica es ampliamente rojo, mientras que el europeo azul. En Europa, de los 27 países de la Unión, solo cuatro conservan gobiernos socialistas. En América Latina de 19, trece son de distintos matices de izquierda.

En Europa, por los menos dos enfrentan una de las más severas crisis económicas, España y Grecia, acompañados de dos países minúsculos, Eslovenia y Chipre. El resto, se pinta de azul, representado por gobiernos de corte conservador-liberal, o dicho en términos del siglo pasado de derecha y centro derecha. En España,  Zapatero sigue al frente del gobierno pero con un poder cada vez más deteriorado. Los populares acaban de hacerse al control de alrededor del 75% del poder local y regional.

En Latinoamérica, por contraste, frente a la tendencia de la personalización de la política, el populismo y centralización del poder, seis países – México, Costa Rica, Honduras, Panamá, Colombia y Chile-, no forman parte de ese círculo entre rojo y rosado que pareciera expandirse como un dominó.

Aparte de las condiciones particulares de cada país y de cada uno de estas regiones, podrían señalarse algunas líneas generales. Europa sigue afrontando las secuelas de la crisis financiera y los altos costos del gasto público del añejo Estado Bienestar, mientras Latinoamérica afronta la “Gran Década” según coinciden el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano.

Los buenos resultados económicos a este lado del Atlántico, obedecen  fundamentalmente a los altos precios de los commodities -materias primas o bienes primarios- que les permitió afrontar el impacto de la crisis, sobre todo a los países más grandes, de un lado, y las inmensas remesas de de los migrantes hispanos a Estados Unidos y Europa.

Economía abundante resultado de una gran paradoja. Buena parte de la segunda mitad del Siglo XX, se predicó que el gran problema de la región era haberse concentrado en vivir de las materias primas sin avanzar decididamente en proceso de industrialización y, una vez la gran mayoría invirtieron en parque industrial y capacitación de sus gentes para la Segunda Ola, como la llamara Toffler, su capacidad se tornó obsoleta frente a los avances científicos y tecnológicos de los países ricos.

Los abundantes ingresos provienen de la venta de productos agrícolas, mineros y energéticos, no precisamente del esfuerzo, ni resultado de la planeación y el avance de las economías. Prosperidad que no se percibe acompañada de mejoras en la calidad de vida de las personas, pues en los países se mantienen altos niveles de pobreza y exclusión.

A esa situación hay que agregar las enormes cifras de remesas de los migrantes a los países ricos, lo que además permitiría afirmar que el principal recursos de exportación resulta ser la gente, el talento, la mano de obra, o como se le quiera llamar.

El contraste con Europa es pues, altamente significativo, pues una buena parte de sus ciudadanos vienen de por lo menos dos decenios de abundancia y prosperidad, que se vinieron al traste con la crisis financiera, atribuida principalmente a la explosión de la burbuja hipotecaria, aunque en verdad, en el fondo, no es más que el resultado de la imprevisión de los gobiernos nacionales de afrontar los problemas de la nueva economía, con desbordado gasto público, sumado a la ceguera frente a los nuevos desafíos de los flujos de capital globales y la falta de herramientas para afrontar este tipo de problemas prácticamente inéditos.

Entonces, lo que pareciera leerse es que en Europa hubo un auge de gobiernos socialistas para períodos de abundancia. Y es lógico, desde la perspectiva de este modo de entender la política y la sociedad, la razón de ser del Estado es gastar y gastar, y en épocas de abundancia, mucho más. Ahora, frente a la crisis viene el desencanto y las gentes parecieran volverse un poco más conservadoras y austeras, le pasan la factura al modelo gobernante, lo que podría explicar en líneas generales el mapa azul.

Además de los buenos resultados económicos para las economías latinoamericanas, la abundancia de recursos de muchos de los gobiernos, con interesantes superávits y control de los indicadores financieros, frente a las demandas sociales, abrieron espacio para que autócratas de viejo cuño, con discursos populistas y reivindicadores, se presenten como salvadores de los pueblos y, una vez en poder,  desarrollen procesos de concentración de poder para hacer lo que en su entender hay que hacer, sin más trabas y controles que la responsabilidad de “cumplirle al pueblo”.

En resumen, pareciera que en Europa luego del gasto desbordado y la crisis, a los azules ahora les toca atenderla, resolverla y administrarla, arreglar la casa. Por contraste, los héroes latinoamericanos llegan con la consigna de gastar y repartir, armar la parranda.

Coda: Esta es una lectura dentro de los términos convencionales de entender la política. Recomendaría ver los cambios de la nueva política del Siglo XXI para pensar que ambos bloques están destinados a fracasar si siguen con los mismos modelos y herramientas políticas de los siglos 19 y 20.

Para orientarse e l nuevo mapa del mundo, recomiendo ver en Estados Unidos, a un senador casi desconocido y de color, quien  apoyado en la nuevas tecnologías para derrota al establecimiento dentro de su partido y gana la presidencia del país más rico del mundo; los movimientos ciudadanos que tienen revolcado el norte de África y el mundo Árabe; el movimiento de los “Indignados” en España; las marchas promovidas por un poeta en México y la aplastante derrota de berlusconi en el reciente referendo.

Comentarios
Maria Zaldivar  - Muy interesante análisis     |190.175.116.xxx |2011-06-16 21:02:51
Parece que Latinoamérica va atrasado en las "modas" políticas. Cuando
Europa abandona el socialismo por el fracaso que implicó, del otro lado del
océano lo adoptan con fervor... Una lástima
Jose Cotes   |186.84.194.xxx |2011-06-23 10:47:43
Este paradigma que vive Latino América es Consecuencia por los problemas
sociales que viven algunos países en el continente, como son; la desigualdad,
la falta de oportunidades laborales y académicas, la pobreza, la
injusticia..etc.. Cabe resaltar que estos gobiernos populistas han surgido por
la gran diferencia social que ha existido a través de los tiempos y de la
existencia de varias luchas sociales que no han sido apartadas en latina
América.
Luis Ignacio Lujano Rivera  - Estoy de acuerdo con María Zaldivar y felicito a J     |189.190.95.xxx |2011-07-10 22:30:58
Me parece un extraordinario estudio esta columna que refiere con gran sencillez
y profundidad lo que seguro será el futuro de otros países; es Europa y Asia
hacia la derecha y en América hacia la izquierda.
En México podría suceder
una gran sorpresa, pues actualmente se piensa que seránLos Pinos en el 2012 del
PRI, pero la tendencia de Centro y Sudamérica va con todo a la izquierda; lo
único que podría parar esta tendencia es que el PRI no se pelee en las
internas y que los USA hagan hasta lo imposible para que los bloques
sociocomunistas no lleguen al poder.
Habrá que ver...
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

Ultima actualización ( Martes 13 de Septiembre de 2011 15:07 )
 
Mis Videos
Ultimas noticias

 

 

Video notas

 

Revista NUEVA POLITICA

Mándame un video-mensaje - clic "Reply"

Encuestas

Frecuencia en nuevapolitica.net
 

Estadísticas

Usuarios registrados : 6
Contenido : 103
Enlaces : 6
Clics de vista de contenido : 719544

Programa de Postgrados en Ciencia Política - UPM

Conferencias Virtuales

Separe su Silla Virtual GRATIS

Copyright © 2014 Javier Loaiza. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre publicado bajo la licencia GNU/GPL.